Home | Áreas de salud | Bioanálisis | Estudios comprueban por qué algunos pacientes con artritis reumatoide responden mal a los medicamentos biológicos

Estudios comprueban por qué algunos pacientes con artritis reumatoide responden mal a los medicamentos biológicos

pastedimage

Un estudio de la Clínica Mayo esclarece por qué algunos pacientes con artritis reumatoide responden mal al tratamiento con los inhibidores del factor de necrosis tumoral, pertenecientes a un tipo de fármacos llamados medicamentos biológicos.

El estudio descubrió que todo recae en las proteínas: concretamente, en una proteína corporal que impulsa la inflamación en la enfermedad. El descubrimiento es un paso importante hacia personalizar mejor el tratamiento de la artritis reumatoide y ayudar a evitar el proceso de ensayo y error en la prescripción de medicamentos. Los resultados fueron presentados durante la reunión anual del Colegio Americano de Reumatología en San Francisco.

Los investigadores descubrieron que los pacientes con mayor cantidad o proporción de una proteína inflamatoria llamada interferón beta tipo 1, comparado frente a otra proteína inflamatoria llamada interferón alfa tipo 1, no respondían tan bien como los demás a los inhibidores del factor de necrosis tumoral. Observaron a los glóbulos blancos llamados monocitos, que son un tipo principal de células que participa en la artritis reumatoide, y descubrieron que aquellas células se comportaban de manera diferente entre uno y otro grupo.

El descubrimiento abre el camino para un método más personalizado en el tratamiento de la artritis reumatoide, según la biología particular de la enfermedad de un paciente.

“Investigar estas vías puede identificar otras dianas terapéuticas u otros marcadores que predigan la respuesta al tratamiento. Eso ayudará a los reumatólogos a descubrir el fármaco correcto para cada paciente, sin malgastar en medicamentos que no funcionan en ellos”, dice la primera autora Dra. Theresa Wampler Muskardin (doctora en medicina), reumatóloga de la Clínica Mayo en Rochester (Minnesota).

La Fundación para Investigación en Reumatología financió el estudio y el reumatólogo de Mayo, Dr. Timothy Niewold (doctor en medicina), fue el autor experto en el trabajo.

En otros estudios presentados durante la reunión, los investigadores de Clínica Mayo descubrieron lo siguiente:

La sarcoidosis, o sea el crecimiento de diminutos grupos de células inflamatorias llamadas granulomas, conlleva mayor riesgo de enfermedad cardíaca y tromboembolismo venoso. Los investigadores también descubrieron que existe una variación estacional en la incidencia de la sarcoidosis: las tasas son constantemente menores en otoño. Los médicos creen que la sarcoidosis puede dispararse por la respuesta inmunitaria del cuerpo a factores ambientales, tal como algo inhalado del aire.

El riesgo de arteriopatía coronariaentre los pacientes con polimialgia reumática es 70 % mayor que en los demás. Las anomalías cardíacas y circulatorias son comunes en la arteritis de Takayasu, un tipo de vasculitisen el que los grandes vasos sanguíneos se inflaman.

Los reumatólogos y cardiólogos de Mayo crearon la Clínica de Cardio-Reumatología de Mayo Clinic para investigar y liderar una mejor prevención, detección y tratamiento de la enfermedad cardíaca y de otros problemas cardiovasculares en los pacientes con enfermedades reumáticas.

Fuente: Clínica Mayo

 

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.
Venezuela Colombia USA
...