Home | Áreas de salud | Cuidado con los adolescentes y el uso excesivo de audífonos

Cuidado con los adolescentes y el uso excesivo de audífonos

Un estudio tiene buenas y malas noticias sobre los oídos de los adolescentes acribillados por el ruido: un número mayor de jóvenes están escuchando música con auriculares que nunca antes, pero las tasas de pérdida auditiva no han aumentado.

Pero “la moraleja general, es que los mayores no son los únicos en peligro de una pérdida auditiva significativa, nuestros hijos también lo están, y en un momento de sus vidas en que la educación es clave para su éxito en la vida”, advirtió un experto en la audición el Dr. Darius Kohan, que revisó el nuevo estudio. Kohan es director de otología y neurotología en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

La nueva investigación fue liderada por la Dra. Brooke Su y el Dr. Dylan Chan, de la Universidad de California en San Francisco (UCSF). Anotaron que la cantidad de adolescentes que escuchan música alta con auriculares está en aumento, y una pérdida auditiva incluso menor en niños y adolescentes puede afectar a su rendimiento escolar.

Hace mucho que los expertos de la salud han expresado su preocupación sobre la prevalencia de la pérdida auditiva entre los jóvenes que se exponen con frecuencia al ruido “recreativo” de los dispositivos portátiles para escuchar música.

En su investigación, el equipo de la UCSF examinó los datos de una importante base de datos de salud del gobierno federal de EE. UU. Los datos implicaron pruebas de audición (medidas audiométricas) de más de 7,000 jóvenes de 12 a 19 años.

El porcentaje de adolescentes expuestos a la música alta con auriculares aumentó de 1988 a 2010, dijeron los investigadores. Más o menos un 34% de los adolescentes encuestados en 2005 dijeron que habían estado “expuestos a un ruido alto o escuchado música alta con auriculares en las 24 horas anteriores”, una cifra que aumentó a casi un 42% en 2010.

Pero eso no se tradujo en un aumento similar en la pérdida auditiva en ese grupo de edad, encontró el estudio. La pérdida auditiva aumentó inicialmente de un 17% a un 22.5% entre 2007 y 2008, pero luego volvió a bajar a más o menos un 15% en 2010, encontraron los investigadores.

En general, no hubo cambios notables en las tasas de pérdida auditiva inducida por el ruido, concluyeron.

El estudio sí encontró discrepancias en los tipos de adolescentes que sufrían de pérdida auditiva: los jóvenes más pobres y de minorías experimentaron unas tasas más altas.

Y la música alta sigue representando un peligro para los oídos jóvenes, advirtió Kohan. “La sociedad en general debe ser consciente de los peligros asociados con la pérdida auditiva en los adolescentes y también en los niños, y hacer el intento de mitigar los déficits auditivos posteriores”, planteó.

Fuente:

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.
Venezuela Colombia USA
...