Home | Reportajes y entrevistas | Entrevistas | ¿Cuál es la vinculación entre reflujo ácido y la hernia de hiato?

¿Cuál es la vinculación entre reflujo ácido y la hernia de hiato?

Rahul Pannala, especialista en gastroenterología y hepatología de Mayo Clinic en Scottsdale, Arizona (Estados Unidos) responde a un paciente sobre la sintomatología que este aún presenta a pesar tomar medicamentos luego de habérsele diagnosticado reflujo ácido y hernia de hiato.

herPregunta del paciente:

“Hace seis años me diagnosticaron reflujo ácido y hernia de hiato. Me realizaron una endoscopia y otros análisis, pero los médicos dicen que no hay nada más que hacer, aparte de tomar medicamentos (actualmente tomo doxepina). Sin embargo, todavía siento un dolor agudo que me despierta alrededor de las 4 de la mañana. ¿Tienen alguna sugerencia?”

Respuesta del especialista: Rahul Pannala, gastroenterología y hepatología de Mayo Clinic en Scottsdale, Arizona.

“Su situación es muy común entre las personas que tienen hernia de hiato. Aparte de realizar varios cambios en el estilo de vida para reducir los síntomas nocturnos, tomar medicamentos que reducen el ácido también puede hacer una diferencia. En casos raros, es necesario realizar una operación, pero eso ocurre cuando nada más funciona para aliviar la sintomatología.

La hernia de hiato se presenta cuando parte del estómago sube por el diafragma, que tiene una pequeña abertura, conocida como hiato, por la que el esófago atraviesa para llegar al estómago. El estómago puede protruir por esa abertura y ocasionar así la hernia de hiato.

El reflujo ácido, afección en la que el ácido estomacal regresa al esófago, generalmente se vincula con la hernia de hiato.

Es común presentar síntomas nocturnos de reflujo ácido, porque al acostarse, es más fácil que el ácido refluya hacia el esófago; sin embargo, el hecho de tener hernia de hiato y reflujo ácido no necesariamente significa que esas sean las fuentes de los síntomas. Por ello, valdría la pena conversar con el médico respecto al dolor que siente por la noche, especialmente si presenta también otros signos, tales como: falta de aire o dolor de la mandíbula o brazo. Dicha evaluación puede descartar la posibilidad de que otra enfermedad sea la causa subyacente.

Si el médico determina que el dolor es debido al reflujo ácido, existen varias medidas de autocuidado que puede intentar en casa, como por ejemplo, levantar la cabecera de la cama. Para ello, coloque ladrillos bajo las patas de la cabecera de la cama a fin de levantarla alrededor de 15 a 23 cm. (6 a 9 pulgadas), coloque una cuña –un pieza de madera o metal con forma de prisma triangular- entre el colchón y el somier –soporte del colchón- para levantar el cuerpo desde la cintura, o tan sólo añada más almohadas a fin de levantar la cabeza suficientemente para mantener a raya a los síntomas.

Además, tenga cuidado con lo que come y cuándo lo hace. Por la noche, no ingiera alimentos que tienden a empeorar el reflujo ácido. Si bien los tipos de alimentos específicos que provocan síntomas varían de una a otra persona, entre los culpables más comunes están la comida picante, el vino tinto, el chocolate y el café. Asimismo, restrinja el tamaño de las porciones para no excederse y evite comer dos o tres horas antes de acostarse.

Usted menciona que toma doxepina, medicamento que normalmente sirve para tratar el insomnio, pero también podría ayudarle un fármaco que disminuye la producción de ácido, como los inhibidores de la bomba de protones que pueden ser particularmente útiles para quienes padecen de reflujo ácido. Estos fármacos pueden adquirirse sin receta médica, con el nombre de lansoprazol y omeprazol.

Tomar otro medicamento para reducir el ácido, como el antagonista del receptor de la histamina H2, o bloqueador H2, antes de acostarse puede igualmente aliviar los síntomas. Consulte al médico si estos otros medicamentos serían una buena alternativa para usted.

Si los síntomas continuasen, posiblemente sería necesario realizar otros análisis, como la medición del ácido en el esófago. En raras ocasiones, la hernia de hiato amerita una cirugía conocida como fundoplicatura –cirugía antirreflujo- para evitar que el estómago protruya por la abertura del diafragma e impedir que el ácido estomacal refluya hacia el esófago.

Sin embargo, la cirugía no es necesaria en la amplia mayoría de personas en su mismo caso, porque los síntomas generalmente pueden controlarse bien con cambios en el estilo de vida y medicamentos”.

BITÁCORA MÉDICA con información de Clínica Mayo

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.
Venezuela Colombia USA
...