Home | La pausa que refresca | Consideraciones sobre el consumo de agua para beber

Consideraciones sobre el consumo de agua para beber

Transcripción de una entrevista al Dr. David Duarte, médico cirujano y homeópata del Instituto Politécnico Nacional de México, con estudios en la Universidad de Nueva Delhi.

El tema de tomar 8 vasos de agua es un consejo extendido dentro del mundo de la medicina convencional.  

El Dr. Duarte presenta una visión distinta que puede ser de su interés.

Siempre se ha tomado agua de ríos, pozos y manantiales. Esa agua natural tiene más de 60 minerales y tiene conductividad eléctrica y un pH ligeramente alcalino. Cuando el agua se embotella o se potabiliza, se le quitan los minerales, ya no tiene pH adecuado y solo tiene sodio y potasio. La acidez del agua natural debe estar más hacia lo alcalino que a lo ácido.

Cuando el agua se embotella no es agua natural, es artificial. Debería tener al menos 60 minerales y sólo tiene 2. Cuando tomas agua y sigues tomando, porque tienes sed, el agua deshidrata. En el desierto, los beduinos (a 40 ºC) no toman agua, ellos toman sal; de todo el planeta es la gente que más sal ingiere y es la que tiene la mejor circulación, no sufren de presión alta y no se hinchan. Los animales, para hidratarse, toman sal y no agua.

Le replica entonces Dr., Ud. no está de acuerdo con los gastro- enterólogos; todo lo que ellos dicen, Ud. lo dice al revés. Dicen que hay que tomar mucha agua, que no se debe tomar sal, que evites los azucares, que cuando menos jugos cítricos ácidos (limón, naranja, toronja) mucho mejor, y Ud. sostiene lo contrario.

Lo bonito es que me baso en los resultados, señala el Dr. Duarte. Cuando se consume más de 1 litro y medio durante 6 meses: se te cae el pelo, percibes molestos zumbidos de oídos, se resquebrajan las uñas, y se suman ansiedad, angustia y falta de atención. Si dura más tiempo el consumo, puede padecerse fibromialgia. Esto fue descubierto por la OMS en 1992. Si se controla la progresión del consumo de agua (en cantidad) y aparición de fibromialgia van paralelas.

Cuando en algún lugar llega la moda de tomar 2 litros de agua al día, en menos de 3 años les da fibromialgia. Lo padecen más las mujeres. Estas usan el consumo de más de uno y medio litros de agua para bajar de peso. Se baja de peso porque se consume agua con escasos minerales y baja más el azúcar y cuando se acaba el azúcar les da un ataque de pánico (que es lo mismo).

Cuando alguien padece diarrea (especialmente los niños) ¿Qué se recomienda?: que se consuma suero, no prescriben agua. El suero se inventó cuando hubo epidemias de cólera. Si se daba agua para combatir la deshidratación no se lograba lo deseado. Si se toma agua sola para tratar la diarrea, ésta se va a acentuar. El suero casero es agua de limón con miel de abeja, sal de mar y bicarbonato. Los detractores insisten en que la miel conduce a diabetes, el bicarbonato termina en piedras en el riñón y la sal conduce a hipertensión y el limón (o cualquier otro cítrico) produce gastritis.

La medicina que estudio el expositor fue con el médico de Mahatma Gandhi durante su permanencia en la India. Era un facultativo famoso que respondía al nombre de Chi Machi Matsu y contaba con 92 años y una salud de hierro. Para la diabetes ese médico recetaba ayuno y miel. La miel baja los niveles de glucosa y estimula la regeneración del páncreas y este es un tratamiento que existe desde Hipócrates. El agua debía contener sal y bicarbonato y no sabe mal. Debe saber bien y consumirse en la cantidad que tu cuerpo te pida. Cuando a mí me preguntan ¿Cuánta agua alguien debe tomar? Yo como médico no puedo saberlo. Depende de que el sujeto tenga sed, si ha hecho ejercicio, si hace calor por el verano, será recomendable tomar más cantidad.

El entrevistado es médico de atletas de alto rendimiento con un elevado consumo energético. Él les da agua con sal y bicarbonato y aumenta el rendimiento en un 30%. Además sirve para aminorar la celulitis. Ésta consiste en una hinchazón de las células del subcutáneo. Cuando eso mismo le ocurre a los glóbulos rojos como consecuencia de una excesiva ingesta de agua, estos solo viven 60 días (en vez de 120) y coincide con un incremento del grosor de cada eritrocito. El paciente manifiesta cansancio y en general se atribuye al estres sin seguridad alguna de la vinculación de ese síndrome en esos casos.

Las infusiones de hierbas medicinales que se usan hoy día, no son los mismos de hace 300 años. La tierra en donde crecen, en lugar de tener 90 minerales, sólo tienen 15. En el pasado se tomaba una infusión de romero o de hierba buena, y hoy en día no tiene igual efectividad por la falta de minerales. Agregar clorofila al agua que se bebe, no es recomendable porque no tiene suficiente sal ni bicarbonato.

Hay un fallo de la potencia de conductividad eléctrica, que resulta esencial para los fenómenos vitales. La necesidad o no de bicarbonato puede determinarse en la orina. Cuando está ácida, quiere decir que falta bicarbonato; cuando está alcalina, es lo contrario. Por cierto, todas las aguas milagrosas de diversas partes del mundo, tienen conductividad alta y un pH alcalino.

La limonada con miel, sal y bicarbonato es el sustituto para el consumo de agua natural potable o mineral.

RECETA

Agua (1 litro)

Limón (zumo de 1 ó 2 limones según tamaño)

Bicarbonato de sodio (una cucharadita)

Miel de abeja (o Stevia) (una cucharadita)

Sal marina (media cucharadita)

Estas cantidades se preparan al gusto,  según la necesidad de a cada quien.

El cuerpo es sabio y pide lo que necesita.

Dr. Pedro Grases

Acerca de Dr. Pedro J. Grases

Médico Patólogo con más de 50 años de experiencia. Formado en los EE.UU. (Michigan y Armed Forces Institute of Pathology), dedicado a la docencia, a escribir e investigar. Ha trabajado en diversas universidades de Europa (en Friburgo y en Oxford) y en los EE.UU. (U.de California del Sur). A partir de 1990 estuvo al frente del Servicio de Anatomía Patológica de USP Institut Universitari Dexeus en Barcelona. Retirado a partir de 2007, se dedica ahora a escribir, a dar conferencias en su condición de cronista de la Ciencia y a cultivar con más esmero su afición por la fotografía.

Venezuela Colombia USA
...