Home | Áreas de salud | ¿La alimentación puede mejorar la salud de niños con el síndrome de asperger?

¿La alimentación puede mejorar la salud de niños con el síndrome de asperger?

Esta es una condición que se encuentra dentro del Trastorno General del Desarrollo, la persona con asperger puede tener una inteligencia normal o incluso mayor a la población en general, además puede tener un lenguaje bien fluido pero con la utilización muy original del mismo. Este síndrome se caracteriza por presentar dificultad para socializar y para la comprensión de expresiones emocionales de otras personas e incluso de  las propias, a su vez existe la posibilidad de que puedan tener cierta dificultad motora. Usualmente presentan intereses con cierta particularidad que pudieran generar situaciones de carácter social.

Se ha reportado que aproximadamente el 90% de los niños con Asperger poseen algún problema intestinal como: estreñimiento, diarrea, distensión abdominal, irritabilidad, reflujo y disbiosis intestinal (sobrecrecimiento de bacterias no beneficiosas), en conjunto a esto, suelen presentar alta sensibilidad a ciertos alimentos en particular, esto conlleva a que estas personas presenten un sistema inmunológico descontrolado.

Comúnmente presentan intoxicaciones por toxinas a causa de la disbiosis intestinal y deficiencia nutricional por no poder absorber los nutrientes de los alimentos, es por esto que se afirma que una persona con síndrome de asperger está inflamado, intoxicado y desnutrido, en caso de no tener un tratamiento especial, toda esta sintomatología afecta de manera directa su calidad de vida.

Si partimos de la base que la persona con Asperger tiene poca capacidad para socializar, que presenta inflamación intestinal, desbalance de flora bacteriana y posible deficiencia nutricional, nuestro principal objetivo debe ser curar el intestino, y ¿por qué  curar el intestino?, porque es allí donde se aloja el 70% del sistema inmunológico, nuestro sistema de defensa.

En él se genera gran cantidad de neurotransmisores, en especial se produce el 95% de la serotonina, los neurotransmisores viajan desde el intestino al cerebro y controlan el comportamiento, el humor, la toma de decisiones, entre otros.

El intestino es tan importante, que es considerado el segundo cerebro, no solo por los neurotransmisores que allí se producen sino también porque existe una comunicación directa con el cerebro; hay 9 veces más fibras nerviosas hacia el cerebro, que desde el cerebro hacia el intestino, esta relación nos demuestra el control que tiene el sistema digestivo sobre el cerebro.

Una de las principales razones por la cual debemos darle importancia al intestino, es porque allí es donde se hospeda entre 1 a 2 kg de la flora bacteriana, también representa una clave fundamental en la producción de estos neurotransmisores, es por ello que la flora bacteriana es considerada el tercer cerebro.

Es por ello que es recomendable que todas aquellas personas que tienen síndrome de Asperger recuperar su salud intestinal a través del Protocolo Nutricional, donde deben tener en cuenta:

1.    Remover:

– Aquellos alimentos que actúan como bomba en el intestino y causan sensibilidad, como lo son: el gluten y todo tipo de cereales (trigo, cebada, centeno, avena, e incluso maíz y arroz). También lácteos de todo tipo,  soja, levaduras y aquellos alimentos a los que se presenta sensibilidad, es decir, remover esos alimentos que el sistema inmunológico ve como extraño y ataca.

Para conocer a qué alimento se es sensible se recomienda realizar un examen de sensibilidades alimentarias mediado por la inmunoglobulina IgG. Sujeto a esto se recomienda remover alergias y/o intolerancias que causen problemas digestivos.

-Controlar la cantidad en general de los carbohidratos ofrecidos durante el día.  Se debe consumir la cantidad según los requerimientos diarios de cada persona para evitar los excesos o déficits. Este requerimiento dependerá de las medidas antropométricas de la persona, es decir, peso, talla, porcentaje de grasa y de agua, circunferencia de cintura, etc.

-Se deben remover del intestino todos aquellos  microorganismos patógenos presentes. Para saber los niveles de microorganismos, recomendamos realizar pruebas de heces especializadas, con esto sabremos con qué tratamiento remover la flora bacteriana mala y que dieta especial se debe llevar.

2.    Reponer:

-Con alimentos 100% naturales, de fácil digestión y libre de toxinas.

-Preferible consumir:

a.  Carbohidratos en base a vegetales, tubérculos, leguminosas y frutas.

b. Proteínas en base a pescados, pollo, pavo, carnes rojas, cerdo, huevo, etc.

c. Grasas saludables en base a aguacate, aceites de oliva, ajonjolí, coco, frutos secos etc.

Estos alimentos deben ser consumidos según la tolerancia de cada paciente o individuo. Por lo cual cada una de estas recomendaciones debe ser indicada por un nutricionista especializado.

3.    Recuperar: La salud

– Removiendo y reponiendo lograremos desintoxicar, desinflamar y nutrir todo el organismo, lograremos mejorar los síntomas y las interacciones sociales a la que se expone diariamente.

Realizar estos cambios establecidos en la alimentación, garantiza como resultado una mejor calidad de vida para la persona con síndrome de Asperger.

FuenteNutriWhiteSalud

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.
Venezuela Colombia USA
...