Home | Especialidades médicas | Ataque de epilepsia ¿Qué hacer y qué no?

Ataque de epilepsia ¿Qué hacer y qué no?

Una de las situaciones más riesgosas y estresantes que puedes llegar a evidenciar es un ataque de epilepsia. Y lo peor es que estos suelen ocurrir en cualquier momento o lugar. Para que estés preparada, por si te toca prestar ayuda, hoy te damos algunos consejos.

Este problema ocurre por el funcionamiento anormal y esporádico de un grupo de neuronas. Cuando se dan las convulsiones es porque hay un exceso de actividad eléctrica en las células cerebrales hiperexcitables. Estas llegan a afectar las funciones del comportamiento, de los movimientos y el nivel de conciencia.

Generalmente las crisis epilépticas llegan a durar un par de segundos o minutos. Después, el cerebro vuelve a funcionar de forma normal. Cuando suceden, el paciente llega a sentir olores extraños, llega a desconectarse de su entorno, puede perder el habla mover sin control algunas partes de su cuerpo.

¿Qué hacer durante uno?

Primero: no hay que tener miedo, y tampoco se debe dejar solo a quien sufre los ataques, ya que las secuelas pueden ser muy graves.

Tumbarlo al suelo es la forma más sencilla de sobrellevar esta crisis, se tiene que hacer con mucho cuidado. Se puede colocar una almohada o cojín debajo de la cabeza para que no se la golpee.

Es importante evitar que se haga daño con los objetos a su alrededor. Nunca se tiene que tratar de sujetarla, simplemente retire cualquier cosa que pueda ocasionarle heridas o golpes en la cabeza. Al ya estar en el piso se tiene que colocarlo de lado. Esto le permitirá respirar y no morderse la lengua.

Si la persona tiene ropa ajustada, como cinturones o corbatas, se tienen que desabrochar rápidamente. También se tiene que retirar los anteojos, de tenerlos

Mientras la persona convulsiona trata de medir el tiempo, así se lo puedes informar a los paramédicos cuando lleguen a su ayuda.

Al finalizar el ataque de epilepsia se tiene que dejar que la persona se recupere por sí misma. Déjelo acostado a un lado con una almohada. Evite dar respiración boca a boca, ya que los pacientes empiezan a respirar de nuevo por su cuenta.

Cuando esté completamente consciente se tiene que informar lo que ocurrió con palabras sencillas. No se tiene que ofrecer ningún tipo de alimentos o bebidas hasta percatarse que esté lúcida.

FuenteEmeDeMujer

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.
Venezuela Colombia USA
...