Home | Reportajes y entrevistas | Entrevistas | Cáncer de próstata: tratamiento innovador con láser

Cáncer de próstata: tratamiento innovador con láser

Dan Sperling es un líder global reconocido en imagen por resonancia magnética del cáncer de la próstata. Dirige, en Estados Unidos, el Centro de la Próstata Sperling, en cuyo instituto ofrece tratamiento del cáncer de próstata a través de tecnologías avanzadas. En esta entrevista ofrece detalles sobre su trabajo

S1Dan Sperling es un líder global reconocido en imagen por resonancia magnética de la enfermedad de la próstata. Hoy en día, es Director Médico del Centro de la Próstata Sperling con sede en Nueva York, Jacksonville y Miami (Estados Unidos).

Este centro ofrece detección y diagnóstico de cáncer de próstata a través de resonancias magnéticas avanzadas y tratamientos de esa enfermedad a través de ablación por láser focal mediante resonancia magnética guiada.

Interesados en su trabajo de vanguardia lo entrevistamos para conocer detalles sobre la Ablación por Laser Guiada por Resonancia Magnética BlueLaser para tumores de próstata, un recurso terapéutico aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) y calificado por los medios como un “innovador procedimiento”.

P: ¿La Ablación por Láser Guiada por Resonancia Magnética BlueLaser es un procedimiento quirúrgico? 

R: No, la Ablación de la Próstata por láser mediante resonancia magnética guiada es un tratamiento para el cáncer de próstata que no involucra cirugía. No hay cortes y no requiere de anestesia general. Es un procedimiento mínimamente invasivo mediante el cual se inserta un láser de fibra óptica en el centro del tumor, guiado por una resonancia magnética en tiempo real. El tumor es destruido en el cuerpo, lo que se llama ablación. No hay cortes y no se requiere de radiación.

P: ¿Cómo funciona concretamente?

R: Ubicamos un pequeño láser de fibra óptica en el centro de un tumor. Esto se hace bajo la guía de imagen provista por una poderosa pero inofensiva resonancia magnética. Es un procedimiento que no provoca dolor, ya que se utiliza anestesia local. Cuando el láser se enciende, la punta de éste -que es colocada en el tumor- presenta un calor intenso. En menos de tres minutos, el calor elimina el cáncer. Un software especial del equipo confirma que el tratamiento ha sido exitoso y la fibra entonces es removida.

P: ¿Cuáles son sus beneficios?

R: El control del cáncer, la energía del láser causa destrucción inmediata del tumor de próstata más un margen de seguridad. Otra ventaja es la precisión, el guiarse a través de resonancia magnética avanzada asegura un alcance exacto. Y también podríamos mencionar la confirmación, a través de software llamado “termometría” que monitorea la temperatura, por lo que sabemos cuando un tejido ha sido destruido y sabemos que no hemos dañado el tejido sano cercano.

P: El procedimiento, ¿produce efectos secundarios?

R: Aunque no existen datos de largo plazo, casi el 100% de los pacientes no tienen efectos secundarios urinarios o sexuales perdurables. Algunos pacientes pueden experimentar un poco de dolor el primer día, pero esto puede ser manejado con aspirina u otros medicamentos comunes que alivian el dolor. Dependiendo de la ubicación del cáncer puede producirse un poco de sangre en su orina o semen, pero esto no es causa de alarma y usualmente no duele.

P: ¿Es rápida la recuperación?

R: Sí. Después de su aplicación, los pacientes se visten y luego de reunirse con el doctor para revisar resultados, se marchan.

P: Cuando señala que es un procedimiento mínimamente invasivo, ¿a qué se refiere?

R: La cirugía tradicional para el cáncer implica una larga incisión, un largo tiempo bajo anestesia general o espinal, cierre de la herida con suturas que dejan una cicatriz que desfigura y más de cinco días en el hospital. A esto se le llama cirugía “invasiva”. En la otra mano, hay maneras de aplicar energía termal a un tumor canceroso (calor o frío extremo) con diferentes tipos de tecnología que usan la guía de imágenes para insertar una sonda delgada en el tumor para destruirlo donde se encuentre ubicado en el cuerpo. Cuando la sonda es removida, el sitio de la punción sana fácilmente y sin dolor. Todo lo que queda es una cicatriz del tejido indolora en el sitio del tratamiento. Esto es lo que se entiende por tratamiento “mínimamente invasivo”.

P: Dice que el uso de esta técnica ofrece control durable del cáncer con menos efectos adversos. ¿Qué significa esto para el paciente?

R: Control durable del cáncer significa que hay un muy bajo riesgo de que el cáncer pueda volver alguna vez al sitio del tratamiento, porque el calor generado por el láser destruye inmediatamente todas la células abarcadas con la energía de la luz del láser. Siempre hay una posibilidad de que el cáncer pueda aparecer en otra locación, pero si sucede, se puede realizar otra ablación con láser guiada por resonancia magnética BlueLaser.

P: Este tratamiento reduce entonces el riesgo de impotencia e incontinencia. ¿Qué porcentaje de garantía hay?

R: Desafortunadamente no hay estudios publicados con un gran número de pacientes. Los estudios existentes tienen un número pequeño, pero los resultados son prometedores. Hay cero incontinencia y no se reporta una disminución en la potencia sexual. Por ende, aparece que el láser guiado por resonancia magnética BlueLaser tiene el menor impacto en la calidad de vida después del tratamiento.

P: ¿Qué pacientes se pueden beneficiar de este procedimiento?

R: Hombres con uno o más tumores de próstata localizados,  que tengan riesgo bajo a moderado. Es especialmente ventajoso para hombres que no pueden o no quieren someterse a una cirugía o radiación, y que quieren preservar sus funciones urinarias y sexuales. Los pacientes deben ser calificados por un lector radiológico experimentado que mire las resonancias magnéticas para interpretar el tamaño, forma y ubicación del área que será tratada.

P: ¿Esta tecnología sólo está disponible en Estados Unidos? ¿Puede ser replicada en otros países?

R: La Ablación por láser de tumores de tejidos blandos está aprobada en Estados Unidos por las autoridades sanitarias. Con entrenamiento y experiencia podría ser llevada a otros países. El factor más importante es la experiencia del radiólogo que hará el tratamiento y la calidad de la resonancia magnética que se usará para guiar el tratamiento.

P: ¿Cuántos pacientes se han beneficiado de este equipo en el centro que dirige?

R: Hemos tratado a más de 500 pacientes con cáncer de próstata usando este procedimiento.

BITÁCORA MÉDICA

Más:

Perfil médico del doctor Dan Sperling [en inglés]

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.
Venezuela Colombia USA
...