Home | Bitácora del día | ¿Por qué sudo tanto?

Opciones terapéuticas de la hiperhidrosis

¿Por qué sudo tanto?

La hiperhidrosis es la transpiración excesiva local o generalizada de las glándulas sudoríparas ecrinas. Se estima que un 3% de la población mundial está afectada por este padecimiento | Por: Amalia Panzarelli, dermatólogo

La hiperhidrosis es la transpiración excesiva local o generalizada de las glándulas sudoríparas ecrinas. Se estima que un 3% de la población mundial está afectada por este padecimiento.

Este hiperfuncionamiento podría ser atribuido a una alteración endocrina, neurológica, algunos fármacos y  hasta una forma hereditaria.

La modalidad más frecuente es la conocida  como hiperhidrosis esencial o hiperhidrosis primaria: es consecuencia de una hiperactividad de las glándulas sudoríparas en determinadas áreas corporales, tales como: palmas, plantas y axilas (más raro cara) y surgen en respuesta a estímulos emocionales.

La hiperhidrosis esencial usualmente comienza antes de los 25 años con sudor bilateral y relativamente simétrico (no ocurre durante el sueño). Se pueden encontrar casos de varios miembros de una misma familia con el padecimiento.

En axilas: la más común

La localización axilar de la hiperhidrosis es la más frecuente. Ésta producción excesiva de sudor condiciona importante humedad en la ropa, maceración y hasta infecciones.La palmar le sigue en frecuencia; las manos lucen usualmente enrojecidas y con sensación de frialdad. En plantas, no son raros los cuadros de sobre infección y tiña pedis, asociados.

Opciones terapéuticas

El tratamiento es variado, lo que refleja que con ninguna opción pudiéramos conseguir resultados 100% seguros.

ANTITRANSPIRANTES a base de sales metálicas como Cloruro, Clorhidróxido y Sulfato de Aluminio en excipientes hidroalcohólicos. Van dirigidos a las células epidérmicas que tapizan el acrosiringio.

ANTICOLINÉRGICOS TÓPICOS ó ALDEHÍDOS (Glutaraldehído es el más conocido) los cuales actúan sobre los queratinocitos que rodean el conducto de desembocadura de la glándula sudorípara. Es irritante.

ANTICOLINERGICOS VIA ORAL (derivados de la atropina, escopolamina, bromuro de propantelina) son otra opción de muy difícil acceso en nuestro país [Venezuela]. El problema es que las dosis eficaces pueden causar efectos tan molestos como la hiperhidrosis (sequedad en la boca, trastornos de la acomodación visual, vértigos y estreñimiento) por lo cual su utilización debe individualizarse. Estudios experimentales con el glicopirrolato, prometen ser una alternativa eficaz a dosis bajas.

ANSIOLITICOS en casos seleccionados.

IONTOFORESIS es un procedimiento practicado desde 1940 y que resulta de utilidad especialmente en hiperhidrosis palmo plantares. Utiliza agua para conducir una corriente eléctrica suave y esa corriente se une a partículas minerales hídricas bloqueando el flujo de sudor a la superficie. Así las glándulas sudoríparas “reposan” por un tiempo. Hay una gran variedad de fabricantes de dispositivos de iontoforesis disponibles en el mundo, por lo cual cada caso debe ser individualizado.

El tratamiento actual más utilizado es la TOXINA BOTULÍNICA. Gracias a sus efectos anticolinérgicos, bloquea de manera eficaz la secreción sudorípara. Es muy efectiva en áreas localizadas y sus efectos duran varios meses, dependiendo del paciente y dosis administrada.

CIRUGÍA, se reserva para casos invalidantes que no responden a otros tratamientos. La técnica se llama Simpatectomía Transtorácica Endoscópica. Los resultados son apreciables al poco tiempo.

La elección terapéutica depende de cada caso en particular. Ninguna oferta engañosa puede sustituir la orientación y consejo de un profesional médico entrenado adecuadamente para el manejo de éstas situaciones.

Acerca de Dra. Amalia Panzarelli

Médico Cirujano de la Universidad Central de Venezuela, Escuela Luis Razetti. Especialista en Dermatología y Sifilografía, Hospital Universitario de Caracas. Médico residente adscrito al Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Caracas. Recibió el Premio Dr. César Lizardo 1994, otorgado por la Sociedad Venezolana de Dermatología. Dermatólogo (Especialista II) en el Hospital Dr. José Ignacio Baldó, Caracas. Editora de la Revista Dermatología Venezolana (2008-2012). Actualmente se desempeña como Dermatólogo en la Clínica Vista Alegre, Caracas.
Venezuela Colombia USA
...